sábado, 30 de diciembre de 2017

sábado, 1 de octubre de 2016



CICLO

La vida está soñando su final,
el tiempo está floreando su festín,
ocupa tus horas para no pensar
que el tiempo se apresura,
eso es normal.

Besa tu mundo de cosas para hacer,
lo que harás hoy, lo hiciste ayer,
mañana cada instante cederás
a ser tirano de tu suerte.

El tiempo se acumula en el jardín,
mi mundo que se ahueca en un sofá
se entera de unas muertes en TV.
Bebe su copa de agua,
duerme después.






martes, 27 de septiembre de 2016



NA TERRA DOS AVEJÕES

Fiz um canto com pedras,
um santuário verde no meio da cidade morta.
Trouxe madeiras e novas ervas
onde meus gatos praticam o esgrima com destreza,
e o cão se lembra
da última festa na savana ancestral.
Pousam-se, dias sim, dias não, beija-flores astronautas,
sedentos dos manacás, lacerados e confusos,
enchidos da língua eréctil.
Meus felinos cobiçam seus voos flutuantes
 de agitada esmeralda ingênua,
como caída nos seus lábios
direto do céu generoso.
No meu canto há espaços para os duendes e avejões,
que só aparecem pela noite
 nas sombras que faz a candeia entre a folhagem,
ou nas fendas dos velhos e embolorados troncos.
Quando a manhã chega,
 os insetos,
que desafiam a física dos tamanhos,
destecem suas lânguidas patas
como se os galhos secos
 nascessem à vida,
e vão embora, ainda noctâmbulos,
à espera de outra luz que guie seus rituais zambos.
Nesse mundo não há horas sem sortilégios:
hoje surgiu, no brilho das asas de um besouro gigante,
talvez da mamangava,
mais um dia branco e absoluto, na cidade morta,
que jaz em mim. 



viernes, 17 de junio de 2016

Além da Visão

Universidad Federal de Santa María

Recursos em Língua Espanhola
para Deficientes Visuais de Língua Portuguesa
  Limpió su instrumento ajeno a la tragedia (lido por Marcus Fontana)
Amantes en complacencia (lido por Marcus Fontana)
Sinfonía a dos pieles (lido por Marcus Fontana)
El anfitrión (lido por Marcus Fontana)

jueves, 16 de junio de 2016

 DIARIO EL PAÍS - URUGUAY

 

 Limpió su instrumento ajeno a la tragedia

Morir de contramano,
de vigilia.
Morir de atentado y silencio.
Morir de misa, de domingo y feriado,
de prozac, de insomnio y cursilería.
Morir de una nota, limpiando un instrumento.
Morir de muerte en un parto público,
de pie o en la silla, decúbito.
Al paredón de frente y marchen.
Morir aplastado, apestando, apostando y de retrete.
De frac, de calzoncillos.
Morir in fraganti, insurrecto, inmutable.
Morir a fin de mes, los lunes de una carcajada.
Morir asistiéndome, morir enterrándome, aplaudiéndome.
Morir de siesta a las tres de la tarde,
de verdad y de propósito, amarrado al viento.
Morir y no morir.
Morir a pesar de todo, en vano, pusilánime,
de común acuerdo.
Morir de un recuerdo, de sombrero, por las dudas.
Morir de una palabra, de una idea, morir subversivo,
al borde, al filo, incidiendo.
Morir de promesa, de altruismo, sin pena.
Morir y sacudirse y morir de nuevo.
Morir a la espera de otros muertos,
con todos, en defensa propia, de rebeldía.
Morir de epitafio vacante, sin tumba, de rodillas.
De azar, con la frente en alto, de cara y sin rodeos.

El Reino del Olivo - poemas y fotografías

La exposición se podrá visitar hasta el próximo 19 de junio en las Sala de Exposiciones Anexas del Centro Cultural Baños Árabes. Palacio de Villardompardo. En horario de martes a sábado de 9:30 a 21:00 horas y domingos de 9:30 a 14 horas.
Se enmarca dentro de la promoción cultural y del patrimonio histórico-artístico  de la provincia de Jaén y está adscrito al programa La Rural Cultura a través del cual, Fundación Caja Rural quiere fomentar el arte y las actividades culturales en nuestra provincia.
 Con motivo de El Día Internacional del Museo que se celebra en todo el mundo desde 1977 y que no es sino un motivo para propiciar las iniciativas que promuevan sus instituciones, destinadas al público venimos a inaugurar esta muestra fotografía. Cada año, la amplia gama de actividades organizadas ilustra la extraordinaria inventiva y originalidad de los eventos desarrollados por nuestros miembros, a la que desde Fundación Caja Rural nos queremos sumar con esta colección de fotografías de nuestra tierra.
La exposición El Reino del Olivo la componen un total de 30 imágenes que Manny Rocca tomo durante el año 2001 en blanco y negro en nuestra provincia, acompañada de las poesías del poeta Héctor L. Baz. En esta ocasión se han seleccionado30 imágenes y 7 poesías que nos hacen descubrir a través de la quietud de las fotografías y el sonido de la rima poética, la belleza de este reino de olivos milenarios, de sus pueblos, de la labor callada de sus gentes, de sus vidas siempre llenas de esperanza y de nuevas generaciones que toman el relevo y que cambian las altas lanzas con las que los hombres acariciaban los nobles olivos, por máquinas que suavizan tan noble tarea, y el óxido de las antiguas almazaras y de los oscuros almacenes de antaño, por brillantes salas donde se exprime el zumo de aceituna, oro conservado con mimo en grandes gigantes de acero, listo para partir a los confines del mundo que cada año espera su sabor, a hierba fresca, a manzana perfumada, al amargor del trabajo sin descanso y a la dulzura de lo siempre bien hecho.

http://www.fundacioncrj.es/proyecto/exposicion-de-fotografia-el-reino-del-olivo-de-manny-rocca/

http://www.elegirhoy.com/evento/exposiciones/el-reino-del-olivo

http://www.enjaen.es/agenda.asp?id=6878

http://www.nipopnijazz.com/evento/exposicion-reino-del-olivo/

http://www.bañosarabesjaen.es/exposicion-el-reino-del-olivo-del-fotografo-manny-rocca/

Acceso al libro haciendo click AQUI

martes, 1 de marzo de 2016

lunes, 26 de noviembre de 2012


VEREDICTO V CONCURSO DE POESÍA LIBRERÍA SÓNICA




El jurado conformado por los poetas Miguel Marcotrigiano, Carmen Verde Arocha y Kira Kariakin, quienes amablemente aceptaron leer los trabajos recibidos para el V CONCURSO DE POESÍA LIBRERÍA SÓNICA, cuya temática se centraba en la CIUDAD como objeto poético, decidió otorgar el primer premio al poema titulado AVENENCIAS, cuyo autor resultó ser Héctor Luis Baz Reyes, Pasaporte: 04.230.725-2 natural de Montevideo, Uruguay, y que reside en la ciudad de Lorena (São Paulo) Brasil.
Carmen Verde Arocha dice al respecto: hay en él una limpieza del lenguaje, un excelente uso del lenguaje metafórico y esa necesidad de reconocerse en el otro. Es como si la vida fuera un espejo, en la que nos vemos constantemente reflejados. Por su parte, Miguel Marcotrigiano dice que en Avenencias: La temática es, quizás, más existencial y, por tanto, universal. Permite el vuelo del lector por los lugares mencionados a la vez que se aferra al hombre y su desamparo. Y Kira Kariakin, señala que: es un poema escrito con corrección formal, que apela a imágenes sencillas para expresar la añoranza de lo que las ciudades a veces nos roban, la sensación de pertenencia a la naturaleza. Manifiesta que recuperar esos breves espacios de verde por pequeños que sean y la humanidad que ello representa no depende sino de sus habitantes… En forma y fondo es un poema contemporáneo.

De igual modo, el jurado decidió incorporar como finalista al poema titulado “Av. 20”, cuyo autor resultó ser Marcos Castillo, C.I.: 19.244.554 y es de Venezuela, específicamente de Barquisimeto, Estado Lara.  Del poema “Av. 20”, Marcotrigiano dice que: aborda con  sencillez el tema amoroso (aunque suene a lugar común); son acertados los anclajes en sitios identificables que evitan la dispersión en lo general… tiene un final que habría que ajustar, sobre todo el último verso, por lo predecible o fácil. No obstante, lo siento sincero. Kira Kariakin dice sobre “Av. 20” que: es un poema que se apoya en la descripción de un entorno urbano para enmarcar la nostalgia de un amor y la ensoñación íntima que convoca durante la rutina diaria. Logra su objetivo porque el lector se sumerge en esa ensoñación. El tema y el uso ocasional de la rima lo hacen algo más clásico en su aproximación al tema.

Ambos poetas recibirán una estupenda selección de libros de diversas editoriales venezolanas, tanto de poesía como de narrativa; verán publicados sus poemas en los blogs literarios afines al programa: libreriasonica.blogspot.com y palabrasyescombros.blogspot.com; así como la rotación de sus poemas en el “Módulo literario” de la revista Homo Sapiens Litteratus ubicado en el centro comercial Millenium Mall de Caracas.

Felicitaciones a ambos ganadores y a todos los poetas que participaron enviando sus trabajos desde distintos países, gracias a la magia de la radio, y por supuesto, de las redes sociales en Internet.

Sumar lectores es restar balas.


Héctor Luis Baz Reyes

Profesor de Lengua y Literatura, poeta, narrador y ensayista. Nació en Montevideo (Uruguay) en 1978 y actualmente está radicado en São Paulo (Brasil). Ha publicado “Error en la memoria” su primer poemario, donde algunos de sus textos han sido musicalizados, además de publicaciones en concursos literarios y menciones especiales: “Durazno, corazón cultural de los Orientales”, “A palabra limpia” antologías uruguayas y “Mundo literario” antología argentina. Su último libro: “Las cosas por su nombre y otros cuentos”, fue publicado por la Editorial Pelícano (Colombia). Como ensayista participa en revistas científicas literarias de su actual ciudad, incursionando en las temáticas vinculadas a la narrativa hispanoamericana y a los estudios de género “Circe” o el encanto de la viuda negra. Un cuento de Julio Cortázar”, “Umbrales y congruencias modernas de los géneros literarios” en coautoría y traducción, entre otros artículos. Estudiante de Letras portugués-español en la Universidad Metodista de São Paulo y Estudiante de la maestría en Ciencias Sociales, Universidad Arcis, Santiago de Chile. También realiza traducciones literarias y es docente de Español como lengua extranjera.


Avenencias

En Beijing un hombre limpia sus zapatos
y descansa sus dedos híbridos
en el césped que un día,
será verde otra vez.

En Estocolmo, en París, en Quito,
la argamasa es el paisaje que ruge el viento,
polvo gris que una vez fue aire, árbol, tierra negra.

En Londres un anciano recuerda que una vez…
alguna especie de pájaro nocturno,
ave de plaza
selvas, cetáceos y monos
respiraban algo más que la tinta colorida de una enciclopedia.

Ya no hay superhéroes capaces de ir hacia atrás en el tiempo,
no existen las hadas, las calabazas mágicas, los Dioses omnipotentes.
Beijing es Estocolmo, Estocolmo París y París es Quito.

Londres no existe.

A pesar de un aparente equilibrio, de un cielo amarillo,
de agua, y más agua en todas las esquinas,
el césped crece en la única tierra potable que existe,
un pedazo de nosotros en el abismo de los humanos.

En Beijing, un hombre descansa sus pies en el cemento.
El césped, tímidamente descubre el sol
y se sacude el pasado.

Llega un caminante y lo riega, son dos y lo cubren.
Llegan más y lo abonan,

otros…
…desmontan la calzada.

miércoles, 25 de abril de 2012

CELADA




Yo Estaré Ahí, A Tu Lado, Sentado
Corrompiéndote El Mate, Las Galletitas, La Curda Frenética Del Día Después
Ahí , A Tu Lado, A La Mesa redonda, a Los Pies De La Cama
Debajo De La Mano Derecha Cuando Se Esconde Entre La Almohada Y El Colchón Frío,
Cerca Del Descuido, Del Estómago Ácido
Entre Los Bigotes De Aquel Viejo Meado Enrollado En La Vereda De Cualquier
Comercio que se arruina.
Entre Las Sabandijas, Contra Las Paredes Atestadas De Grafitis, Desnudo Y En Terapia,
Raído, Cansino, Relojeando La Persiana Del Vecino Que Se Ha Consumido En Cáncer.
Sobre El Mantel Donde Te Limpias La Boca.
Ahí Estaré, Sosteniéndote El Vaso, Los Lentes Con Su Patilla A Medio Caer, Viscosa De Cinta.
Entre Sístole Y Diástole.
Apretando El Eczema, Los Músculos,
La Lengua Volcada Hacia La Glotis, En El Alma Que Has Traicionado Con Tus Letras Arrancadas De Cachaça.
Ahí, Frente A Frente. Antes Del Día Más Esperado.
Avanzando Al Sosiego Del Oscuro Silencio,
Como Un Recuerdo Del Estreno, La Borrasca Que Te Ha Dado el Pequeño Fogonazo.
A La Vuelta De La Esquina Que atisbas Con Toda Confianza,
En La Certeza Inminente y Absoluta, Ahí Donde Quepa Cualquier Incómodo.
Estaré Cuando Hayas Despertado, Innegable,
Colado Al Techo
Del Mismo Cielo Abundante Donde No Hubo Nada.
Nada, Frío y Eufonía.
Un Sonido Manso Al Que Te Has Domesticado.

lunes, 16 de abril de 2012

El Jardín de Prosperina [The garden of Prosperine]




Aquí, donde el mundo está en calma,
Aquí, donde toda tribulación es un
Tumulto de vientos muertos y olas agotadas,
En un dudoso sueño de sueños,
Veo crecer los campos verdes,
Entre sembradores y cosechadores,
Entre la cosecha y la siega,
Un mundo de arroyos perezosos.

Estoy cansado de risas y lágrimas,
Y de los hombres que lloran y ríen,
Del futuro del sembrador y su cosecha.
Estoy cansado de los días y las horas,
De trémulos capullos entre flores estériles,
De deseos y ensueños de gloria,
Y de todo, excepto el Sueño.

Aquí, la Vida es vecina de la Muerte,
Lejos del oído y la vista
Se afanan las olas pálidas y los húmedos vientos;
Giran los débiles barcos y los espíritus,
Vagan errando con la marea,
Sin saber hacia dónde se dirigen sus pasos.
Aquí, esos vientos no soplan,
Y aquí, no crecen esas cosas.

Aquí, no crecen hierbas ni malezas,
Flores de brezo o vides;
Sino estériles brotes de amapola,
Verdes racimos de Proserpina,
Blancas vasijas de ondulantes juncos.
Aquí nada florece o colorea,
Excepto esta flor,
De la que Ella extrae para los hombres
Un néctar mortal.

Aunque uno tuviese la fuerza de siete,
También conocerá la Muerte;
No despertará con alas en el Cielo,
Ni lamentará las penas del Infierno.
Aunque fuera hermoso como las rosas,
Su belleza se nublará y decaerá;
Y por más que en el Amor descanse,
Su fin no será bueno jamás.

Pálida, detrás de atrios y pórticos,
Coronada de tranquilas hojas,
Allí está quien recoge los frutos mortales,
Con sus manos blancas e inmortales;
Sus labios son más dulces
que los del Amor, que le temen;
Más dulces para esos hombres que se confunden,
Y llegan cansados de muchas épocas y tierras.

Ella cuida de uno y de otro,
Cuida de todos los mortales,
Y olvida la Tierra, su madre;
Y la vida de los frutos y los vegetales,
Y la primavera y los granos,
Y las golondrinas que se alejan y la siguen,
Allí dónde los cantos helados suenan en falso
Y las flores son despreciadas.

Allí van los amores marchitos,
Los viejos amores con sus alas cansadas;
Y todos los años muertos,
y todos los desastres;
Sueños deshechos de días olvidados,
Ciegos capullos que la nieve ha arrancado,
Hojas secas que el viento se ha llevado,
Rojos peregrinos de fuentes arruinadas.

No estamos seguros de la tristeza,
Y la alegría nunca fue segura;
El hoy morirá mañana,
Y el Tiempo no oye ningún llamado;
Y el Amor, débil e indolente,
Suspira con labios arrepentidos,
Llorando la brevedad de los amores
Con los ojos del Olvido.

Por excesivo amor a la vida,
Por la esperanza y el temor liberados,
Brevemente agradecemos a los dioses,
Sin importar quiénes sean,
Que la vida no sea eterna,
Que nunca los muertos se levanten,
Que hasta el río más perezoso
Llegue en sus giros al reposo del mar.

Porque entonces las estrellas no nos despertarán,
Ni el sol con sus resplandores de luz;
Ni el murmullo de las aguas inquietas,
Ningún sonido y ninguna visión,
Ni hojas estivales ni hojas invernales,
Ni días ni cosas diurnas;
Sólo un eterno sueño,
En una eterna noche.