domingo, 15 de febrero de 2009

Visita de ausencia

Hago planes…
Ansío persuadir mi desconfianza.
Te dibujo en manos visitando mi desvelo.
Porfiado como una herida
desordenas lo que siento.
Persistes infalible por las noches
como el fiel reflejo en los espejos.
Y te vas ansioso y sin consuelo,
dejando en mi deseo los antojos,
moribundos y acechando tu regreso.