lunes, 31 de mayo de 2010

Remake

Lo que pasó fue simple.

Un cierto día ocurrió que nací,

sin adhesión propia.

No fui advertido: tampoco sería el mismo

en cuanto esto durase.



¡Tantos YO hasta ahora! ¿Y cuántos más?

Escucho sus garabatos

delineando a éste, que intenta serme…

Curiosos de saber el ayer que fuimos… O quién mañana que aún no conozco.



Me avergüenzo siempre de sus torpezas

pero los absuelvo, por falta de actualidad.

Añoro sin embargo los despojos espontáneos,

la soberbia edad del pavo y su historia del remache.

Hoy, conmemoré la muerte de un niño y de otros jóvenes.



Yo seguí la cuadra, sólo eso sobrevino,

y en algunos resquicios, mis otros eventuales se aferran.

Sé que recibo enfados y miradas tras las cortinas

y no es extraño que también me aceche distante,

vigilando lo absurdo.



Me vi en la espera de un ahora improbable.

Y entre el sueño del instante y mi conformidad,

reservamos el único espacio legítimo.

Aquello que unánimes, hemos legado al tiempo,

y al descuido.

Novicios de vida, la culpa será de otros…

Como siempre.

1 comentario:

ROSARIO GONZÁLEZ VERA dijo...

"Lo que pasó fue simple.

Un cierto día ocurrió que nací,

sin adhesión propia.

No fui advertido: tampoco sería el mismo

en cuanto esto durase."

!Guau! Magnìfico inicio para toda una vida, que es ahora, que es siempre... Poeticamente vivido, sentido.

Mis respetos, poeta.

Rosario