lunes, 11 de abril de 2011

Imagen II - Mi viejo padre que labra

Bordando sus dedos le sorprendo,
haciendo de pulgares remolinos.
Cabizbajo, deletrea gago, retumbos.
Sentado en un cajón, todo cubierto de fango.

Una palabra rubia, tal como él, raído y caco,
el paisaje que por fuera, abstraído le rezonga,
comienza a robarle, hilo a hilo,
un batallar de nudos, garganta abajo.

Hacia su cabeza se agolpa, multitudes resignadas,
agita más, pues no hay dolor que no pese liviano.
La tierra come sus uñas, le cuartea el sol, su lerdo paso.

Un hombre rancio, un rostro abonado.
Cose sus manos llenitas de honduras,
la tregua vencida de miembros cansados.

Así lo detengo, le veo estanco.
Dedos de hierro rasgando barro.
Su arado ajeno,
y toda la tierra gimiendo abajo.

1 comentario:

GW GOLD dijo...

Yo abogaba por el fin de ganarse la vida, me gano la wow gold
wow gold
SWTOR Credits
cheap diablo gold vida es buena, pero la calma!