jueves, 15 de abril de 2010

Pasión Interrupta

Le mordió la lengua extirpándole la amenaza. Él había dicho algo perturbador mientras ella olía a secreciones. Le devolvió la lengua entre gritos de espasmo. Eso fue todo. Sobre su pecho le ardía algo más que un nombre ajeno al suyo.

No hay comentarios: