martes, 21 de julio de 2009

Presunto implicado

tendré que morder nervios
tragar furias y unas cuantas contiendas
pisar distraído los recelos, las angustias
sobornar tragos acedos y blandas penas
sacar insomnios debajo de la almohada
aspirar y exhalar noches con llanto
exhumar las felices
dar tregua a viejos amores
o venderme en los mercados
al infame precio de recias caricias
susurrarles al oído a unas cuantas distracciones
mientras friega en la pileta su cara
baldía soledad que no sospecho el nombre
tendré que buscar mi índice en agendas
saber de mí en los diccionarios
grabar esta voz en el teléfono y llamarme equivocadamente
alguna vez, cuando ya no pueda recordarme

No hay comentarios: