martes, 21 de julio de 2009

Retracto

me arrepiento de tus manos
porque sufren calladas
y se crispan silenciosas
me arrepiento de tus bocas
líricas promiscuas insensatas
que despojan mi sueño profundo
me arrepiento de tus piernas
tu luengo sexo ufano
de tu sola obstinada pleitesía
sin mí un nada absoluto pestilente
y sin embargo qué de ti si al fin me muero
volvería arrastrando mis cadenas
con sumisa algarabía
desconsuelo
y sin dudas enmudezco en obsecuencia
al saber que a veces me arrepiento
y es en vano
no me alcanza

No hay comentarios: